Página de inicio MÚSICA DIGISCOPE COMPRAR DISCOS FABRICA TU DISCO DISEÑO GRAFICO MATERIAL GRAFICO BIOGRAFÍAS MERCADO DE OFERTAS LINKS MUSICALES TRADUCTOR DE IDIOMAS Acerca de nosotros Buscar
BIOGRAFIAS:
Información sobre cantantes.


Temas:
ANTONIO MOLINA
JUANITO VALDERRAMA
CAMARON DE LA ISLA
RAFAEL FARINA
MANOLO CARACOL
AGUJETAS
ANGELILLO
LA PAQUERA DE JEREZ
TERREMOTO DE JEREZ
LA NIÑA DE LA PUEBLA
LA NIÑA DE LOS PEINES
PEPE PINTO
EL NIÑO DE LA HUERTA
LOLA FLORES


Servicio:
Edición
Contáctenos
Información


LA NIÑA DE LA PUEBLA

Dolores Jiménez Alcántara. La Puebla de Cazalla (Sevilla), 1909. Cantaora..-Nombre artístico de Dolores Jiménez Alcántara. La Puebla de Cazalla (Sevilla), 1909. Cantaora, Casada con Luquitas de Marchena y madre de Pepe y Adelfa Soto. Ciega a pocos años de nacer, vivió de niña en Madrid y después en Morón de la Frontera, donde actuó por vez primera en público, ganando seguidamente dos concursos de cante, uno en Marchena y otro en Osuna.

  Tuvo un ascenso vertiginoso en los comienzos de su carrera, debido principalmente a su creación de una versión de los campanilleros más liviana de la que había hecho no mucho antes Manuel Torre. El tema llegó con facilidad a gran número de aficionados, que llenaban las plazas de toros y los teatros para ver aquellas troupes de variedades propias de la época,en algunos pueblos y ciudades a donde iba a cantar la recibían con bandas de música. Ciega desde muy pequeña, se refugió en el cante. Por entonces estaba triunfando el Niño de Marchena, y ello fue determinante en la decisión de LA NIÑA DE LA PUEBLA.
  Debutó en Sevilla, en el Salón Olimpia en 1931, y al año siguiente lo hizo en Madrid, en el Cine Variedades, actuando también en el Salón Olimpia madrileño. Su debut en los teatros madrileños, tuvo lugar en el Teatro Fuencarral, junto a El Carbonerillo y El Corruco de Algeciras, en 1932.
  En 1933, realizó su primera película, Madre Alegría. Este mismo año presentó en público a Juanito Valderrama. Estrenó obras lírico-andaluzas, entre ellas Sol y Sombra, de Quintero y Guillén, y Cuando la noche es eterna de Diego Isern y Lloset, representándolas en toda España. En 1936, recorrió la geografía española, en unión de su marido, ofreciendo recitales en los teatros más importantes.
  Pasada la guerra civil, participa en los espectáculos flamencos en gira continua por España, entre los que destacan los siguientes: 1947, Ópera flamenca, con El Cojo de Huelva, partiendo del Circo Price madrileño; y Pasan las coplas, con Pepe Marchena; 1950, El sentir de la copla, con Manuel Vallejo y José Cepero; 1951, Toros y cante, con Juanito Valderrama; 1953, Noche de coplas, con La Niña de Antequera; 1954, Así canta Andalucía, con La Niña de Antequera y Pepe Pinto; 1955, Herencia de arte, con El Sevillano; 1958, Festival nacional de arte andaluz, con Pepe Marchena; 1963, Noche flamenca, con Juanito Valderrama; 1964, Guitarra y canela, con Rafael Farina; 1965, 1966 y 1967, Así canta Andalucía, con Pepe Marchena; 1970, Fantasía flamenca, con Juanito Valderrama; y 1971, Romance flamenco, con Rafael Farina. En la mayoría de estos espectáculos han figurado así mismo su marido y en algunos de ellos sus hijos.
  En 1978, ofreció una serie de recitales en localidades de las provincias de Madrid y Ciudad Real, y ha dado otros en centros culturales y peñas flamencas de Cataluña y Andalucía, e igualmente ha tomado parte en algunos festivales, entre ellos en el de su pueblo natal, donde tiene dedicada una calle, y otra en Santa Coloma dc Gramanet (Barcelona). En 1986, le fue tributado un homenaje en Málaga, consistente en un festival en el que entre otros intérpretes tomaron parte El Tiriri, Curro de Utrera, Fosforito, Antonio de Canillas, Barquerito de Fuengirola, José Menese, sus hijos, y Manolo Carmona Una de sus últimas actuaciones, tuvo lugar en el Teatro Alcalá Palace de Madrid, en 1987, dentro de los festivales de la Cumbre Flamenca, acompañada a la guitarra por Félix de Utrera. En opinión del critico Ángel Alvarez Caballero: «La Niña de La Puebla es una buena intérprete de géneros de la gama malagueña y levantina, malagueñas, granainas, medias granainas, tarantos, fandangos verdiales, etcétera-, sin desmerecer sus cantes por soleá o siguiriyas, o por peteneras».

  Un poco cansada se retira de las actividades artísticas de forma gradual pero para los años 1995 vuelve a los escenarios no pudiendo aguantar el estar alejados de ellos hasta que en 1999, en plena actuación la sorprende la muerte de un infarto fulminante. 

  Dolores: "Como artista yo me aficioné a este género por Marchena. Porque yo estudiaba música, y estaba en otro plan. Yo he cantado siempre entre mis amistades. Pero cuando salió Marchena con esa voz tan bonita, y esa melodía, y esas colombianas, como yo no entendía de flamenco pues me volvió loca. Y yo como no podía desarrollar la canción tampoco en el escenario, por la mímica y por pasear un traje de cola, un día me comprometieron a un festival de un beneficio y canté unos fandangos y la gente ¡oh...!, y entonces se me despertó la afición". Después de haber triunfado y ser una estrella del espectáculo, ella fue profundizando cada vez más en el conocimiento del cante, y de los fandangos y las colombianas pasó a otros géneros de respeto, que hace con mucha dignidad. Es una convencida de que hoy se canta mejor que en su juventud, porque hoy la gente conoce mejor el flamenco y exige más. Se casó con el cantaor Luquitas de Marchena, y tuvieron hijos que también se dedicaron a la canción y el cante.

 


hacia arriba